martes, 25 de noviembre de 2014

JUAN DIEGO BLAS, UNA MEDALLA QUE NO SE VIO EN EL MEDALLERO, PERO SI EN EL EJEMPLO DE SUPERACION
Por Delegado de prensa Cronistas Deportivos Guatemaltecos CDG
Juan Diego Blas tiene 24 años y es parte de la selección masculina de frontenis y también parte del cuerpo técnico de la selección femenina.

Decir que un atleta llegó en equipos, dobles e individual a llaves de semifinal en su deporte dentro de los Juegos Centroamericanos y del Caribe tiene su mérito; pero no ganaron medalla diría usted, pues si, tiene razón no ganaron medalla, pero en esta nota hay una historia de vida que no merece uno de esos metales que se dan en estas justas, se merece una medalla de honor al mérito, a la perseverancia, al ejemplo y al querer sobre salir.
Juan Diego tiene 24 años y practica el frontenis desde hace diez, él nació con una enfermedad que le provocó la amputación de su pierna derecha desde niño y contra ello ha tenido que luchar toda su vida, pero ha sabido salir adelante.
Hoy, Blas, es el máximo exponente de este deporte que el Comité Olímpico Internacional evalúa su inclusión en la carta olímpica. A pesar de su prótesis de rodilla para abajo, Juan Diego ha sabido prepararse de forma que él no quiere participar en los juegos paralímpicos, sino en los convencionales y en Veracruz cumplió uno de sus más anhelados sueños: participar en un evento del ciclo olímpico convencional y llegar a la disputa de medallas.



Blas a nivel individual llegó hasta semifinales, lo mismo en dobles masculino y por equipos…y demostró que está para cosas grandes: no en el para deporte, sino en el deporte del ciclo olímpico convencional. Ahora queda a la espera si el frontenis estará en los Panamericanos de Toronto y, de ser así, seguro hará la marca y se preparará a conciencia para seguirle dando glorias a Guatemala y sin ningún sentimiento de inferioridad ni sentirse menos, al contrario, sintiéndose más porque su esfuerzo es el doble y seguro lo seguirá dando todo por Guatemala


No hay comentarios:

Publicar un comentario